Jordan 11

Tinker Hatfield escuchó cuando Michael Jordan dijo que quería charol en una zapatilla, algo versátil para baloncesto y ocasiones formales. Hatfield respondió en 1995 y 1996 con las Air Jordan 11, a menudo consideradas como la silueta más querida de todas. Envuelto en charol de la punta al talón y rematado con malla balística y cuero, Jordan lució el 11 para otro campeonato de la NBA con los Bulls y en Space Jam (1996).